Ideas para Pintar una Habitación Infantil de manera Original

Marta Salvat Fernández Marta Salvat Fernández
Pour une bonne nuit, Techneb Shop Techneb Shop Cameretta neonato
Loading admin actions …

Al pensar en habitaciones infantiles probablemente imaginemos combinaciones de colores vivos y dibujos, pero existen muchas otras opciones. La receta perfecta para pintar una habitación infantil de manera original es conseguir una atmósfera relajada pero a la vez de juego, en la que los más pequeños se sientan a gusto.

Se han llevado a cabo estudios sobre psicología infantil que aseguran que colores primarios como el verde, el rojo, el azul o el amarillo ayudan al desarrollo cognitivo

temprano, aunque las diferentes tonalidades y combinaciones de colores también pueden tener un efecto relajante y mejorar la calidad del sueño de los niños.

En este artículo descubrirás las 15 mejores ideas para pintar una habitación infantil de manera original.

¡Empecemos!

1. Habitación bebé gris y blanco

El gris y el blanco es una de las combinaciones más modernas, sencillas y efectivas para habitaciones de bebés. Además, es una opción perfecta de género neutro y es un color que encaja perfectamente con muchos otros. El gris puede servir para dar un ligero toque de color a las paredes y dejar el protagonismo a los muebles. Si pintamos la pared también de blanco o lo incorporamos en el color de los muebles, conseguiremos una atmósfera serena y calmada para nuestro bebé.

2. Habitación beige y blanco

Este color, al igual que los tonos grises y los blancos, es un color que aporta sensación de amplitud y luz a cualquier habitación, así que será una de las mejores opciones para habitaciones de menor tamaño. Los tonos blancos ayudan a resaltar la luz en algunos puntos de la habitación y siguen siendo una buena opción para el color de los muebles. El beige transmite calma y confort y es un color considerado relajante, por lo que se asocia a un buen descanso.

3. Habitación rosa palo y gris

El rosa palo y el gris es una combinación que transmite elegancia y, aunque quizás sea algo más clásica que las combinaciones con tonos beige o gris, crea un espacio calmado y con luz y un toque de color más presente en la estancia. Los muebles en blanco siguen siendo una buena opción, así como añadir otros detalles en tonos tierra.

Echa un vistazo a este ideabook para coger inspiración a través de los diseños de una firma española que ofrece soluciones de muebles adaptadas a todas las edades.

4. Dormitorios en gris, azul y beige

La mayoría de tonos azulados combinan y contrastan perfectamente con el gris y el beige. El gris y el beige rebajan la intensidad del azul y mantienen una atmósfera de calma y tranquilidad. Las combinaciones entre estos colores siempre resultan ser una opción acertada.

5. Colores vivos

A parte de aportar energía y vitalidad a una habitación, los colores vivos son una muy buena opción para combinar con otros colores más fríos o neutros sin dejar de añadir ese toque cálido. También son ideales para utilizar en pequeños elementos decorativos de la habitación.

Si no te decides por cuál es la mejor combinación de colores para tu pared y prefieres ahorrar tiempo y que se encarguen profesionales de esta tarea siempre puedes acudir a los expertos.

6. Pinta la mitad

Esta técnica es una manera de darle un toque diferente a la habitación. Puedes dividirla con una línea horizontal como en la foto, o utilizar otros recursos más creativos como el zig-zag e incluso otras formas. La línea de división puede estar situada tan alta o baja como desees y puedes jugar con los colores a tu elección, aunque se recomienda combinar uno más intenso con uno más claro y situar el oscuro en la parte inferior para no sobrecargar cromáticamente el dormitorio.

7. Pinta el techo

En el caso de que tu casa tenga techos altos, puedes darle ese toque original pintandolos de un color claro o neutro. En este caso, el techo no solo está pintado sino que se ha utilizado un papel de pared con un estampado en gris. Si combinas los tonos suaves conseguirás un efecto relajante y estéticamente atractivo.

8. Pinta una pared de cada color

Pintar una pared de cada color siempre es una opción fácil, recurrente y efectiva. Si lo hacemos de manera original y consciente para no sobrecargar la estancia, podemos conseguir un balance perfecto entre color y calma.

9. Pinta los muebles

Otra opción es utilizar la pintura en los muebles. Para darle un toque original y diferente al dormitorio, pinta por ejemplo el armario con colores que contrasten con los de las paredes. Esto le dará personalidad a la estancia y los muebles se convertirán en los protagonistas.

10. Figuras geométricas

Las formas geométricas se han convertido en tendencia y son una buena manera de integrar diferentes colores de manera natural, creativa y divertida en un dormitorio infantil. Combinar diferentes colores, cálidos y neutros es una opción acertada.

11. Estampados florales

Los estampados florales siempre ayudan a darle un toque divertido y diferente al dormitorio. Existen una gran variedad de estampados en diferentes colores y estilos que encajarán perfectamente con la decoración y los colores de tu dormitorio infantil. Como podemos ver en la foto, son una buena manera de dar protagonismo a una única pared.

12. Pintura de pizarra

La pintura de pizarra les encantará a tus hijos. Si quieres que jueguen y sean creativos y no darle demasiadas vueltas a la elección de color de las paredes del dormitorio, elige una pintura de pizarra para paredes y decide un buen lugar para que la pared se convierta en un lienzo.

13. Vinilos

La magia de los vinilos es que existen en una infinidad de modelos, texturas y tamaños para que puedas incluirlos en la decoración de las paredes de tu dormitorio infantil. Puedes convertir el vinilo en la pieza central o que forme parte de la decoración de las paredes de manera más sutil.

14. Papel de pared

El papel de pared es un recurso perfecto para personalizar al máximo la habitación de tus hijos. Desde los estilos más clásicos a los más atrevidos, es también una maravillosa manera de decorar su dormitorio sin olvidar esa parte divertida de toda habitación infantil.

15. Ponte a pintar

¿Y qué es una habitación infantil si no puedes dar rienda suelta a tu creatividad? Si sientes que la inspiración viene a llamarte a tu puerta incluso puedes dibujar un mural en una de las paredes.

Escoge el diseño que más te guste con tus hijos y ponte manos a la obra. Incluso puedes dejar que participen y que se convierta en un proyecto conjunto.

Hai bisogno di aiuto con il progetto della tua casa?
Contattaci!

Trova l’ispirazione giusta per la tua casa!