Más de 12 Ideas para el Aprovechamiento de las Fuentes Luminosas..!

Cheily Gonzalez Cheily Gonzalez
Loyola Arquitectos Balcone, Veranda & Terrazza in stile moderno
Loading admin actions …

Un elemento imprescindible en nuestra vida: La luz! Conocida como una forma de energía que ilumina las cosas, las hace visibles y se propaga mediante partículas llamadas fotones. Entre las fuentes de luz encontraremos las naturales y artificiales pero, ¿Cómo funcionan? ¿Qué usos les podemos dar? ¿Cómo se puede aprovechar la luz natural? ¿Cómo se puede hacer buen uso de la luz artificial? Esto y mucho más lo encontrarás en el desarrollo de éste fabuloso artículo. Disfrútalo..!

¿Qué son fuentes luminosas?

Una fuente luminosa es aquella que genera radiaciones que permiten que el ojo, órgano de la visión, sea capaz de visualizarlas. Transforman energía para producir luz. La luz percibida se integra de radiaciones que se corresponden con una gran cantidad de frecuencias. Se conocen dos fuentes de luz, las naturales y las artificiales.

Con una adecuada iluminación (sea natural o artificial), las personas pueden rendir más, mantener su estado de alerta, mejorar su sueño, influye en su estado de ánimo y por tanto su bienestar.

Luz natural.

Esta fuente luminosa proviene de la naturaleza. El Sol es la más importante fuente de luz y energía natural. Esta energía natural tiene el inconveniente de que no la podemos controlar, es impredecible, depende de varios factores, como es el tiempo, la estación del año, el clima, entre otros.

Otro fuente luminosa natural es el fuego, también conocida como fuente de calor. Esto se debe a que propiamente el fuego genera por si mismo luz, y es en si una luz producto de la combustión.

Luz Artificial.

La fuente de luz artificial es aquella fuente producida por el ser  humano. La principal son las bombillas o lámparas. Una ventaja de la luz artificial es que la podemos controlar a nuestra voluntad. Con la luz artificial creamos un ambiente o atmósfera acentuando la decoración.

Se puede tener una habitación muy bien decorada pero hacer desaparecer todo su encanto cuando la iluminación no es la adecuada. Por ello es importante saber sacar todo el provecho a la luz artificial para crear y realzar un espacio determinado. A continuación les presentamos diversos tipos de luz artificial.

¿Cómo aprovechar la luz natural en la arquitectura de interiores?

La luz natural nos permite embellecer los espacios, dar vitalidad a nuestra casa y de paso ahorrar energía. Para lograr un espacio cálido y acogedor resulta imprescindible conseguir estancias bien iluminadas, aprovechando al máximo la luz natural. Esto se puede lograr con:

  • Aprovechar la entrada de luz a través de las ventanas.
  • Destinar las zonas del hogar con más iluminación natural a aquellas tareas que necesiten más luz.
  • Uso de colores neutros.
  • Agregar espejos en la decoración.


Claraboyas para utilizar la luz natural en casa.

Las claraboyas permiten aprovechar la luz natural y mejoran la ventilación en estancias sin ventanas o con ventanas muy pequeñas. Existen claraboyas especiales fabricadas en materiales reflectantes, que permiten el paso de la luz natural pero evitan la concentración del calor. Son aconsejables sobre todo para zonas muy calurosas. Otros sistemas incluyen dos cubiertas, para generar una mayor aislación cuando las temperaturas son muy bajas o muy altas, de la misma forma que las ventanas de doble cristal.

Claraboyas para máximo aprovechamiento de luz en naves industriales.

Las claraboyas se consideran un elemento muy importante a nivel industrial porque permiten iluminar con luz natural grandes espacios lo que se transforma en un ahorro significativo de energía y por ende ahorros en los kilovatios consumidos por mes en la factura eléctrica. Con ellas se consigue máximo aprovechamiento de la luz solar y óptima difusión.

Luces de halógeno

Las luces de halógeno en tema funcional presenta mayor eficiencia, rendimiento y vida útil que el foco incandescente y estéticamente son diseñados de menos tamaño lo que ayuda en la decoración.

Son útiles para iluminar un área particular en nuestro hogar, como spots sobrepuestos o dobles alturas ya que tienen gran alcance. Alcanzan muy altas temperaturas por lo que se debe tener cuidado al momento de su manipulación, sumado a ello que el contacto directo de las manos puede hacerlos estallar. A pesar de su relativa eficiencia con respecto a la luz incandescente, estas luces son también consideradas de alto consumo energético.

Luz fluorescente.

A pesar de haber sido un invento poco reciente su historia se remonta casi a la invención de la bombilla incandescente, sólo que sus altos costos de instalación y mantenimiento desalentaron su uso. Las mejoras que sobre él se hicieron a mediados del siglo pasado lo sacaron de la lista de patentes inviables y lo volvieron un dispositivo de creciente popularidad. La luz fluorescente es conocida por la extrema eficiencia que ofrece en contraste con las luces incandescentes y de halógeno.

Luz de diodos emisores.

El diodo emisor de luz es un elemento capaz de recibir una corriente eléctrica moderada y emitir una radiación electromagnética transformada en luz. Coloquialmente es conocido como Diodo Luminoso. El funcionamiento de las luces LED viene dado por el Principio fotoeléctrico ideado por Albert Einstein. Este principio se basa en la existencia de materiales que al someterlos a una corriente eléctrica pueden producir luz.

El proceso de electroluminiscencia es mucho más eficiente que el proceso de incandescencia de una bombilla con filamento ya que la energía se destina directamente a generar luz y no a generar calor.

Luz incandescente

El foco incandescente ha sido la fuente de luz artificial tradicional y, aunque en algunos sitios como los países prohíben su fabricación y comercialización, en algunos otros, como en México, sigue siendo una fuente lumínica muy utilizada por el tono cálido de su luz y su bajo costo en el mercado.

Como contraparte de estos atributos, el foco incandescente tiene muy poca eficiencia, dado que de toda la energía que consume, sólo alrededor de un 15% es convertido en visible y el resto, en calor y en energía que escapa al espectro de visión humana. Además ocupa alto consumo de energías fósiles del cual sólo se aprovecha un porcentaje mínimo y tiene corta vida útil.



Iluminación LED para darle estilo a tu hogar..!

Las luces LED son toda una revolución en el mundo de la iluminación y la decoración ya que, además de ahorrar hasta un 85% de energía, permite decorar cada área de la casa con diseños y estilos únicos en lámparas, colgantes y focos. Integrar luces en techos, paredes, plafones, escaleras y hasta en pisos, no hay limite para diseñar un excelente sistema que tome en cuenta todas las necesidades presentes y las transforme con hermosos resultados.

Un diseño para cada gusto…

Existe un sin número de diseños de elementos de luz artificial con los que se pueden decorar los espacios y varían de acuerdo al estilo y diseño de los ambientes. Puede combinarse la luz natural y la luz artificial y hacer uso de ellas de acuerdo a las necesidades. Por ejemplo colocar luces puntuales en el comedor y usarla durante la cena en las noches mientras que durante el día se aproveche la luz natural que entre por los ventanales.

Luces cálidas, neutras y frías

Se denominan fuentes lumínicas cálidas a aquellas que, debido a su temperatura de color, tienen tonos cercanos al rojo, y frías las que tienen tonos próximos al azul. Las fuentes lumínicas situadas en el medio de ambas se consideran neutras. Elegir el mejor color de luz cuando iluminamos una casa o negocio es esencial, especialmente si se trata de zonas o lugares en los que se van a realizar unas tareas determinadas o que deseemos crear un ambiente en particular.

La luz natural nos permite apreciar los colores..!

El color es una percepción en el órgano visual de quien lo contempla. Y esta percepción se da gracias a la luz, que es una porción de la amplia gama de energía que el sol irradia constantemente. Podemos ver las cosas que nos rodean, y apreciar su color porque éstas emiten luz (cuerpos luminosos) o reflejan la luz que reciben (cuerpos iluminados). El color es lo que vemos cuando llega a nuestros ojos la luz reflejada por un objeto. Todo cuerpo iluminado absorbe una parte de las ondas de luz y refleja las restantes. 

Encantadora luz cálida…

Una tonalidad tenue y suave, perfecta para iluminar una zona de forma moderada, haciendo que se convierta en un lugar confortable, especialmente pensado para el relax y el reposo. El color de luz cálida sería el que tendríamos que emplear en zonas de la casa que estén destinadas al descanso o al relax, como pueden ser los dormitorios, la zona de estar del salón y otras salas por el estilo que tengamos para este fin.

Entre el cálido y frío…

La luz neutra es la que está a medio camino entre la cálida y la fría. Se trata de un color blanco neutro, pero a la vez muy natural, por lo que permite destacar e iluminar toda una zona sin alterar la vista. Es muy recomendable para iluminar zonas de estudio o lugares donde se vaya a pasar muchas horas y sea necesario cuidar la vista para no sufrir problemas oculares, manteniendo a su vez la concentración por un tiempo más prolongado.

La energía de la luz fría…

Su alto nivel de luminosidad y tonalidad azulada, se emplea para avivar y activar a la gente, produciendo en ella un estímulo a la acción, por este motivo es uno de los colores de luz más empleado para iluminar oficinas y centros de estudio.

Hai bisogno di aiuto con il progetto della tua casa?
Contattaci!

Trova l’ispirazione giusta per la tua casa!